Loading...
Loading17...

LA VINOTINTO OBSERVA DESDE LA CIMA! - Columna: #ELFD Por @KenyuSuarez

Que fácil nos resulta hoy en día soñar con el mundial Brasil 2014, pues en una semana Venezuela ha

conseguido 4 puntos valiosos que suman para la clasificación general.

El primer punto vino el día viernes contra el combinado de Colombia, en Barranquilla, la cancha era un pantano total, llovía mucho y nuestra Vinotinto se encontraba en desventaja ante los cafeteros que eran los locales, aún así pudimos ver en las tribunas como los Venezolanos radicados en tierras Colombianas se dieron cita para apoyar a nuestra selección, muchos viajaron por ir tras el sueño de ganar o al menos conseguir un empate que nos diera un punto valioso, en el primer tiempo Colombia hizo el primer gol poniéndonos en desventaja pero para el segundo tiempo Venezuela se creció con los cambios que eran ya necesarios, pues Venezuela lo pedía a gritos, los cambios se dieron con Juan Guerra quien aportó salidas limpias, mostró excelente condición física y reorganizo el combinado, Frank Feltscher y Salomón Rondón quienes aportaron garras y ganas, agilidad y destreza. Pasados unos minutos la “flecha” Feltscher aprovecho un descuido para marcar el gol que empataba el juego y de ahí todo fue sudar y correr, finalizado el tiempo Venezuela consigue un punto y vuelve a Venezuela esa misma noche con miras al martes, San Cristóbal era la sede.

Después de ese viernes los jugadores aterrizaron en San Cristóbal “La Cuna del Futbol” y desde ahí entrenaron durante 3 días para aclimatarse y para que Cesar Farías tomara la decisión de quienes serían los titulares. Llegado el martes Venezuela estaba ansiosa, quería ver a su selección, sobre todo, los tachirenses quienes siempre han mostrado un gran apego al fútbol.

Lo primero que llamo la atención fue sin duda la bandera, un grupo de personas se pusieron de acuerdo y movieron cielo y tierra para que este sueño se hiciera realidad, la bandera más grande se Sudamérica se desplego por la grada sur y parte de la central en el momento en el que se escucharon las notas del Himno Nacional, y así todas las personas pasaron por encima de sus cabezas aquellos tricolores que quedarán en la historia de nuestro país como un momento emotivo y único.

Comenzó el partido, con algunos cambios en la alineación, pero con los caballos en cacha, Bolivia era el rival y parecían muy despreocupados, empezó a llover antes del partido y no cesó durante 90 minutos, aún así  la gente permaneció en sus puestos y no se movió, mojándose de pies a cabezas alentaban a su equipo en un partido trancado, Venezuela quería el gol pero Bolivia no se dejaba tan fácilmente y así  entre ir y venir se fueron los 90 minutos con un marcador 0-0, al regreso veíamos a Bolivia sólida tratando de conseguir sus primero 3 puntos y a una Vinotinto que quería hacerse respetar en casa, poco a poco el juego fue moviéndose hasta que un córner nos devolvió la alegría, Julio Álvarez en su debut con la selección centró ese disparo que Vizcarrondo no dejó escapar, y con su ya “memorizado” cabezazo la mando al fondo de la red Boliviana poniendo el juego 1-0 a favor de Venezuela, pero Bolivia no se minimizó, por el contrario crearon varias ocasiones de peligro y luchaba sin descanso por ese gol del empate, al fondo, como siempre, un Fernando Amorebieta, que en esta ocasión si cantó el Himno Nacional, aplicaba disparos sólidos y con fuerza a lo primero que veía fuera jugador o balón, por ahí no pasaba nada. Así después de varios sustos se escuchó el pitazo final y celebramos como nunca lo que ha dejado de ser un SUEÑO para convertirse en una META, Brasil 2014.

Muchos somos los que hoy en día confiamos en la selección y cada día somos mas los que nos unimos y sumamos fuerza en este objetivo, Venezuela ha demostrado ser, hoy en día, un equipo difícil, de garra y de ganas de quedarse con un cupo en el Mundial. Venezuela poco a poco deja de soñar y empieza a materializar ese sueño, si bien es cierto que aún queda un largo camino, también es cierto que hoy en día se respira otro aire dentro del fútbol, jugadores que han llenado de color y de esperanza a un país entero con ganas de vestir con orgullo la Vinotinto.

Farías, en esta oportunidad no te me escapas de verdad aplaudo todos tus logros y el ambiente que has creado dentro de la selección y en su entrono, pero de verdad yo te prometo que aunque intento entenderte no lo logro, no te critico en lo absoluto, solo a veces quisiera entender un poco las cosas que haces, de todas formas, Gracias! Gracias a ti a los muchachos y sobre todo GRACIAS SAN CRISTOBAL!.

BRASIL ALLÁ VAMOS!, VINOTINTO NOS VEMOS EN JUNIO ANTE CHILE Y A SEGUIR LIDERANDO!!!


LA VINOTINTO OBSERVA DESDE LA CIMA!

Que fácil nos resulta hoy en día soñar con el mundial Brasil 2014, pues en una semana Venezuela ha conseguido 4 puntos valiosos que suman para la clasificación general.

El primer punto vino el día viernes contra el combinado de Colombia, en Barranquilla, la cancha era un pantano total, llovía mucho y nuestra Vinotinto se encontraba en desventaja ante los cafeteros que eran los locales, aún así pudimos ver en las tribunas como los Venezolanos radicados en tierras Colombianas se dieron cita para apoyar a nuestra selección, muchos viajaron por ir tras el sueño de ganar o al menos conseguir un empate que nos diera un punto valioso, en el primer tiempo Colombia hizo el primer gol poniéndonos en desventaja pero para el segundo tiempo Venezuela se creció con los cambios que eran ya necesarios, pues Venezuela lo pedía a gritos, los cambios se dieron con Juan Guerra quien aportó salidas limpias, mostró excelente condición física y reorganizo el combinado, Frank Feltscher y Salomón Rondón quienes aportaron garras y ganas, agilidad y destreza. Pasados unos minutos la “flecha” Feltscher aprovecho un descuido para marcar el gol que empataba el juego y de ahí todo fue sudar y correr, finalizado el tiempo Venezuela consigue un punto y vuelve a Venezuela esa misma noche con miras al martes, San Cristóbal era la sede.

Después de ese viernes los jugadores aterrizaron en San Cristóbal “La Cuna del Futbol” y desde ahí entrenaron durante 3 días para aclimatarse y para que Cesar Farías tomara la decisión de quienes serían los titulares. Llegado el martes Venezuela estaba ansiosa, quería ver a su selección, sobre todo, los tachirenses quienes siempre han mostrado un gran apego al fútbol.

Lo primero que llamo la atención fue sin duda la bandera, un grupo de personas se pusieron de acuerdo y movieron cielo y tierra para que este sueño se hiciera realidad, la bandera más grande se Sudamérica se desplego por la grada sur y parte de la central en el momento en el que se escucharon las notas del Himno Nacional, y así todas las personas pasaron por encima de sus cabezas aquellos tricolores que quedarán en la historia de nuestro país como un momento emotivo y único.

Comenzó el partido, con algunos cambios en la alineación, pero con los caballos en cacha, Bolivia era el rival y parecían muy despreocupados, empezó a llover antes del partido y no cesó durante 90 minutos, aún así  la gente permaneció en sus puestos y no se movió, mojándose de pies a cabezas alentaban a su equipo en un partido trancado, Venezuela quería el gol pero Bolivia no se dejaba tan fácilmente y así  entre ir y venir se fueron los 90 minutos con un marcador 0-0, al regreso veíamos a Bolivia sólida tratando de conseguir sus primero 3 puntos y a una Vinotinto que quería hacerse respetar en casa, poco a poco el juego fue moviéndose hasta que un córner nos devolvió la alegría, Julio Álvarez en su debut con la selección centró ese disparo que Vizcarrondo no dejó escapar, y con su ya “memorizado” cabezazo la mando al fondo de la red Boliviana poniendo el juego 1-0 a favor de Venezuela, pero Bolivia no se minimizó, por el contrario crearon varias ocasiones de peligro y luchaba sin descanso por ese gol del empate, al fondo, como siempre, un Fernando Amorebieta, que en esta ocasión si cantó el Himno Nacional, aplicaba disparos sólidos y con fuerza a lo primero que veía fuera jugador o balón, por ahí no pasaba nada. Así después de varios sustos se escuchó el pitazo final y celebramos como nunca lo que ha dejado de ser un SUEÑO para convertirse en una META, Brasil 2014.

Muchos somos los que hoy en día confiamos en la selección y cada día somos mas los que nos unimos y sumamos fuerza en este objetivo, Venezuela ha demostrado ser, hoy en día, un equipo difícil, de garra y de ganas de quedarse con un cupo en el Mundial. Venezuela poco a poco deja de soñar y empieza a materializar ese sueño, si bien es cierto que aún queda un largo camino, también es cierto que hoy en día se respira otro aire dentro del fútbol, jugadores que han llenado de color y de esperanza a un país entero con ganas de vestir con orgullo la Vinotinto.

Farías, en esta oportunidad no te me escapas de verdad aplaudo todos tus logros y el ambiente que has creado dentro de la selección y en su entrono, pero de verdad yo te prometo que aunque intento entenderte no lo logro, no te critico en lo absoluto, solo a veces quisiera entender un poco las cosas que haces, de todas formas, Gracias! Gracias a ti a los muchachos y sobre todo GRACIAS SAN CRISTOBAL!.

BRASIL ALLÁ VAMOS!, VINOTINTO NOS VEMOS EN JUNIO ANTE CHILE Y A SEGUIR LIDERANDO!!!

Por: Kenyu Suarez
Twitter:
@
KenyuSuarez



Cargando...
Last modified on Sábado, 03 Noviembre 2012 18:01

Publicidad

Loading...

Video Recomendado

Registrate

Feed Rumberos.net

Registrate a nuestro Boletin Rumberos News y recibe en tu email las últimas noticias.

Tu Email:   

Publicidad