Cuando Alicia Machado se corono Miss Universo en Las Vegas en 1996 se convirtió en el gran orgullo de todos

los venezolanos, quienes se jactaban de tener a la mujer más hermosa del planeta.

Su rostro se convirtió en la portada de las revistas de todo el mundo, y su nombre rápidamente se posiciono en el mercado internacional como la “galana” de  las telenovelas en México, Estados Unidos y Venezuela. Una carrera llena de controversias, aciertos y desaciertos ha brindado a sus más fieles seguidores, sin embargo existe a quien no le gusta ver “ojos bonitos en cara ajena”.


 

Desde hace un par de meses las redes sociales se llenan de chistes y comentarios mal sanos que buscan someter a la también cantante a la burla y el escarnio público por haber cometido un error en su twitter al publicar: “Esta noche quiero pedirles que me acompañen en una oración por la paz, que estos ataques entre las Chinas no empeoren nuestra situación”. Pensar que todo esto se genero gracias a su intención de promover un mensaje de amor y paz.

Ahora me pregunto; ¿Cuántas veces hemos cometido nosotros errores similares o peores?. La diferencia es que ella es Alicia Machado y quienes la juzgar son artistas resentidos, carpinteros, abogados, médicos, sociólogos o en algunos casos periodistas frustrados con ganas de ser Miss Venezuela, y quienes realmente si deberían pasar por la Quinta Miss Venezuela para ver si aprenden a tener un mejor manejo de la palabra, de los medios y de las cámaras, y más aun cuando aspiran ser los sustitutos de Maite Delgado o Daniel Sarcos. (Esto para quien le caiga).

Igual situación se repite con el dúo Chino & Nacho quienes después de su presentación en “Premios Juventud” entraron nuevamente al ojo del huracán por un comentario de Nacho ante la prensa donde en tono bromista les decía a los periodistas que se encontraban en la alfombra azul “Cuidado, esto es un atraco”.

Nuevamente me pregunto, y ¿Que pasa?. ¿No tiene derecho a usar el sentido del humor como mejor le parezca o en el mejor de los casos no está bien que reconociera después que fue un error del momento?. ¿Acaso están inventando una situación que no existe en Venezuela?. Respóndase usted mismo.

Qué fácil es juzgar y criticar a otros, y pareciera que olvidamos que de la misma forma seremos juzgados. Ahora a Los Makediches pretenden crucificarlos por eso, y olvidamos que son ellos quienes llevan el nombre y la bandera de Venezuela a cada una de sus presentaciones y que su música hace estremecer a todo el continente desde México hasta Argentina.

Una actriz que prefiero no mencionar su nombre me dijo algo que se me quedo grabado para siempre; “LA INTOLERANCIA SE CURA CON UN PASAPORTE Y UN LIBRO”.

 

Por: Daniel Ferrer Cubillan
Twitter:
@daniferrerc